h1

Es necesario, por tanto, asegurar que la población tenga un acceso rápido a las prestaciones que suponen un valor añadido, sin que esto pueda comprometer la estabilidad del sistema de salud. Para llevar a cabo este propósito, no cabe duda de que es importante poner en marcha mecanismos idóneos para la identificación y priorización de las tecnologías médicas más innovadoras, así como procedimientos efectivos para priorizar aquellas que deberían ser evaluadas por presentar importantes dudas respeto a sus beneficios o impacto.

En consecuencia, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad apostó por el desarrollo de una estrategia nacional para mejorar la eficiencia del proceso de incorporación de tecnologías sanitarias a la cartera común básica de servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud (SNS). Entre las acciones específicas que se pusieron en marcha, se incluye el diseño de un plan específico de actuación en el área de tecnologías nuevas y emergentes y la adaptación de la herramienta PriTec, que fue creada por Avalia-t en 2009 para la priorización de los estudios observacionales y de las tecnologías obsoletas. 

​ Sin título.png

​La acción en el área de tecnologías nuevas y emergentes va dirigida a compartir recursos e información entre las agencias de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud, con el fin de proporcionar a los responsables sanitarios una lista exhaustiva de nuevas tecnologías de previsible alto impacto sanitario, que podría ser preceptivo evaluar de cara a suya incorporación en el SNS. En este sentido Avalia-t, la Unidad de Asesoramiento Científico-técnico de ACIS, cuenta con un programa de detección de tecnologías emergentes (programa Detecta-t) integrado por hasta 100 profesionales sanitarios del Sistema Gallego de Salud y ha desarrollado desde el 2013 una revisión bibliográfica anual para rastrear la literatura científica en la búsqueda de intervenciones innovadoras, que son priorizadas atendiendo a la opinión de expertos clínicos. Otras agencias abordan fuentes de información complementarias como son las revistas médicas, la prensa y/o la industria. ​

En estos momentos, Avalia-t está adaptando la herramienta PriTec para su uso en el marco de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud. El objetivo de esta herramienta es facilitar que las decisiones respecto a las tecnologías a evaluar se tomen en base la unos criterios explícitos, ponderados en función de la importancia atribuida por actores clave del sistema, entre ellos las autoridades sanitarias,  expertos clínicos, técnicos expertos en evaluación de tecnologías, gestores, pacientes y otros colectivos representantes de profesionales y usuarios, garantizando una visión colectiva de las necesidades en salud.

Al margen de que discernir entre varias opciones sanitarias siempre es complejo, cabe poner en marcha procedimientos estandarizados para velar porque las decisiones no se tomen con base en los valores, intereses u opiniones individuales subjetivas. En este sentido, la visión de las autoridades y agencias españolas es diáfana, apostando claramente por la objetividad y transparencia. ​

Enlaces relacionados Enlaces relacionados